LA FELICIDAD II

La actitud es muy importante para conseguir la felicidad. Si pensáramos durante 15 o 20 segundos en algo que nos haya hecho muy felices, algún día, alguna escena…seguramente no haya nada material. Lo material normalmente esta muy alejado de la felicidad.

Cuando ves a alguien que es feliz como es, contando sus cosas, con sus hobbies, su vida, tu también puedes serlo…pues la felicidad es más grande si se comparte con los demás.

EL CUENTO DEL ENFERMO

 

Eran dos hombres muy enfermos que compartían habitación en un hospital. Debido a sus enfermedades bastantes graves no podían incorporarse y tenían que estar tumbados todo el día. Sólo a uno de ellos con problema pulmonar s ele permitía incorporarse una hora al día. Este, estaba junto a la única venta que había en la habitación.

Los dos enfermos siempre hablaban durante el día de sus vidas, sus familias, sus trabajos….pero cuando llegaba la hora del día en que el enfermo situado junto a la venta y se incorporaba, este comenzaba a describirle lo que veía al otro: un parque con un hermoso lago en el que los niños jugaban y los pájaros volaban…los enamorados paseando juntos de la mano. Hasta una hermosa ciudad al fondo.

Todos los días el otro enfermo deseaba que llegara la hora para que su amigo le contase lo que veía.

Un día muy caluroso este le describió un gran desfile que había y una orquesta que tocaba bonitas melodías y aunque su compañero de habitación no lo oía, con sus ojos cerrados sentía la música, el desfile, el alboroto….

Una mañana cuando entro la enfermera a asearlos encontró al enfermo de la venta muerto.

Su compañero con gran lastima pidió que se le trasladase a la cama vacía para así poder estar junto a la ventana. Cuando la enfermera se marcho, intentó incorporarse con muchísimo trabajo hacia la ventana y lo que vio fue una pared blanca, sólo una pared blanca. Le preguntó a la enfermera si es pared llevaba mucho tiempo ahí y tras negárselo le contó lo que veía su compañero.

Su compañero no podía ver ni la pared porque era ciego – le contestó la enfermera- quizás lo hiciese para hacerlo feliz a usted.

Comparte tu felicidad con los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: