BAM BAM ZAMORANO – Ivan el terrible

Fue el primer hijo y único hombre del matrimonio conformado por Luis Zamorano y Alicia Zamora, quienes vivían en la modesta comuna de Maipú. En la Escuela nº447, ubicada en la Villa México en Maipú, cursó desde el jardín hasta octavo básico, para completar la Enseñanza Media en el Liceo Francés. El temprano fallecimiento de su padre lo hizo estar siempre muy apegado a su madre, relación que tuvo gran fama mediática en Chile a fines de la década de los `90.

La carrera como futbolista de Iván Zamorano se caracterizó por su avasallante ambición deportiva, conmovedor esfuerzo y casi obsesiva lucha contra la adversidad. Zamorano nunca tuvo grandes dotes técnicas, sin embargo llegó a triunfar a niveles insospechados.

Su actitud de constante lucha dentro de la cancha, inteligencia mediática y pasión por el fútbol, lo transformaron en un ídolo deportivo reconocido internacionalmente. Se inició en las inferiores de Cobresal. En 1985 fue enviado a préstamo y debutó en Trasandino (en esa época llamado Cobreandino) y al año siguiente jugó por Cobresal, con el cual ganó la Copa Chile y se tituló goleador de segunda división. En total, anotó 35 goles en 29 partidos.

Gracias a este buen rendimiento, en 1988 fue transferido al Bologna de Italia, el cual decidió enviarlo a préstamo al FC St. Gallen de Suiza. Allí pudo tener la continuidad que necesitaba para darse a conocer en Europa, siendo goleador en la temporada 198990

En 1990, fue contactado por el entrenador chileno Vicente Cantatore del Sevilla FC, el cual le dió la oportunidad de jugar en la liga española. Zamorano pese a sus notorias falencias técnicas, se ganó la confianza y el cariño de la hinchada por su esfuerzo, una actitud conmovedora y un despliegue físico a toda prueba. Estos antecedentes fueron los que le llevaron a ser fichado en 1992 por uno de los clubes más importantes del mundo, el Real Madrid de España.

En el campeonato, Zamorano sumó 27 anotaciones, se transformó en el segundo goleador de la Liga, ganó la Copa del Rey, la Supercopa española y fue elegido el mejor jugador Iberoamericano del torneo. Luego de un bajón anímico y una extensa sequía goleadora entre 1993 y 1994, vendría la mejor época deportiva de Iván. Durante la temporada 199495, Iván “Bam Bam” Zamorano logró el Campeonato de Liga y ganó el cetro al Máximo goleador del torneo: con 28 goles se transformó en Pichichi.

En 1996 emigró a Italia y se incorporó al Inter de Milán, lugar donde pese a ganar la Copa UEFA en 1998 con un gol suyo, nunca pudo lograr la regularidad que tuvo en sus anteriores clubes. En 2001 fue cedido al Club América de la Liga Mexicana, equipo en el cual comenzaba a despedirse del fútbol competitivo e iniciar una prospera carrera como empresario. De todas formas alcanzó a ganar el Torneo de Verano 2002, así como también el aprecio de la hinchada mexicana.

En 2003, a los 36 años, Iván Zamorano regresó a Chile para terminar su carrera, cumpliendo el sueño de su padre, en el club Colo-Colo. Si bien jugó pocos partidos en los 5 meses que duró su estadía en el club, su último partido como profesional fue por la final del campeonato nacional. En esa oportunidad, “Bam Bam” lamentablemente salió expulsado por insultar y golpear al árbitro en vivo y en directo ante las cámaras de televisión. El Tribunal de Penalidades de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional lo sancionó con 16 fechas de suspensión, hecho que adelantó su retiro del fútbol.

 Fuente: wikipedia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: