TE AMO

octubre 9, 2007

Un día, un amigo estaba tomando café junto a otro. Le contaba que su madre lo llamaba a la oficina a todas horas contándole que a ver si iba a verla, que se sentía muy sola y tenían que charlar etc….

– Yo no es que no le eche cuenta pero es que entre la asociación, los amigos, el trabajo y resto de cosas es complicado sacar un hueco y siempre que voy me suelta lo mismo….tu sabes, cosas de los viejos- decía el amigo al otro.

El amigo le contestó:

– Yo en cambio visito a mi madre muy a menudo, suelo charlar mucho con ella y pedir consejo. Cuando me siento triste o sin fuerzas acudo a ella y me reconforta y da fortaleza y de este modo siempre termino sintiéndome mejor.

El otro amigo, queda apenado y le contesta:

– Creo que eres mejor que yo.

Y el amigo le contesta:

– No, no creas. Soy igual que tu, o al menos lo era. En realidad visito a mi madre en el cementerio. Mientras vivía nunca le preste mucha atención, era como tú y no sabes como hace falta ahora su presencia, lo que daría por sentir sus caricias que con tanto amor me prodigaba y que yo rechazaba porque ya no era un niño. También me arrepiento de no haber escuchado los consejos que ella me daba, cuando con torpeza le replicaba “yo se bien lo que me hago”, quizás de este modo no hubiera cometido tantos errores. ¡AY, amigo!…si supieras ahora como la busco…Creo que en estos momentos es mi mejor amiga. Es curioso cuando ahora me siento en su losa fría, miro su foto en el muro gris en el que puse “te amo”, palabras que nunca escuchó de mis labios, le pido que me perdone por haber sido tan frío, por las veces que la mentí, por los muchos besos que la negué. Y aunque lo único que me responde es el silencio, una brisa suave acaricia mis mejillas y se que ella me perdona.

Con lagrimas en los ojos continuó diciéndole a su amigo:

  • Disculpa si te he molestado, sólo pretendo que si te sirve de algo mi experiencia , la conserves para ti, no permitas que cometas mis errores y te pase lo que me pasó a mi.

El amigo, por el camino pensando en las palabras de su amigo, al llegar a la oficina dijo a su secretaria:

  • Cancele todas mis llamadas y sólo permite la de mi madre. Y modifique también toda mi agenda, este día se lo dedicare a mi madre.

Continuamente devaluamos el cariño a la amistad de las personas que amamos y dejamos pasar las ocasiones sin demostrar nuestro afecto, nuestro amor…sólo cuando en ocasiones los perdemos caemos en la cuenta de que importante eran…no dejes pasar este día sin dejar de decir TE AMO


Enorme discurso de Steven Jobs, cofundador de Apple Computer.

mayo 16, 2007

Un gran discurso de Steven Jobs, cofundador de Apple Computer, a los graduados de la Universidad de Stanford.

Que nos enseñará a afrontar con riesgo y valor las cosas. Merece la pena son sólo 15 minutos.

…por si no os funcionase el video.

http://www.elconfidencial.com/videos/indice_412.asp?id=412


LA FELICIDAD II

mayo 6, 2007

La actitud es muy importante para conseguir la felicidad. Si pensáramos durante 15 o 20 segundos en algo que nos haya hecho muy felices, algún día, alguna escena…seguramente no haya nada material. Lo material normalmente esta muy alejado de la felicidad.

Cuando ves a alguien que es feliz como es, contando sus cosas, con sus hobbies, su vida, tu también puedes serlo…pues la felicidad es más grande si se comparte con los demás.

EL CUENTO DEL ENFERMO

 

Eran dos hombres muy enfermos que compartían habitación en un hospital. Debido a sus enfermedades bastantes graves no podían incorporarse y tenían que estar tumbados todo el día. Sólo a uno de ellos con problema pulmonar s ele permitía incorporarse una hora al día. Este, estaba junto a la única venta que había en la habitación.

Los dos enfermos siempre hablaban durante el día de sus vidas, sus familias, sus trabajos….pero cuando llegaba la hora del día en que el enfermo situado junto a la venta y se incorporaba, este comenzaba a describirle lo que veía al otro: un parque con un hermoso lago en el que los niños jugaban y los pájaros volaban…los enamorados paseando juntos de la mano. Hasta una hermosa ciudad al fondo.

Todos los días el otro enfermo deseaba que llegara la hora para que su amigo le contase lo que veía.

Un día muy caluroso este le describió un gran desfile que había y una orquesta que tocaba bonitas melodías y aunque su compañero de habitación no lo oía, con sus ojos cerrados sentía la música, el desfile, el alboroto….

Una mañana cuando entro la enfermera a asearlos encontró al enfermo de la venta muerto.

Su compañero con gran lastima pidió que se le trasladase a la cama vacía para así poder estar junto a la ventana. Cuando la enfermera se marcho, intentó incorporarse con muchísimo trabajo hacia la ventana y lo que vio fue una pared blanca, sólo una pared blanca. Le preguntó a la enfermera si es pared llevaba mucho tiempo ahí y tras negárselo le contó lo que veía su compañero.

Su compañero no podía ver ni la pared porque era ciego – le contestó la enfermera- quizás lo hiciese para hacerlo feliz a usted.

Comparte tu felicidad con los demás.


LA FELICIDAD

mayo 6, 2007

Muchas veces podemos ver si una persona es feliz o no según su cara, su actitud….Es muy importante para obtener la felicidad la comunicación, el hacernos preguntas a nosotros mismos. Si queremos algo material, algo físico es por que creemos que con eso seremos felices, pero a menudo nos damos cuenta de que tras conseguirlo no somos felices o lo felices que creíamos que seriamos. Por ejemplo: si yo quiero tener un coche de gama alta he de preguntarme ¿por qué? y ¿para que?.

¿Por que?: porque tengo uno normal y con este podré correr más, ir más seguro…

¿Para qué?: “podríamos contestar lo mismo que en la pregunta ¿por que? y añadir que así podríamos lucirlo.

Como he dicho antes , con el tiempo nos daríamos cuenta que no podemos ser felices por que tengamos “el coche de gama alta”

CUENTO DE LA FELICIDAD

Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como buscador Un buscador  es alguien que busca. No necesariamente es alguien que encuentra. Tampoco esa alguien que sabe lo que está buscando. Es simplemente para quien su vida es una búsqueda.

Un día un buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. Él había aprendido a hacer caso riguroso a esas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió. Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos divisó Kammir, a lo lejos.  Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadoras. La rodeaba por completo una especie de valla pequeña de madera lustrada… Una portezuela de bronce lo  invitaba a entrar. De pronto sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar. El buscador traspaso  el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles. Dejó que sus ojos eran los de  un buscador, quizá por eso descubrió, sobre una de las piedras, aquella inscripción … “Abedul Tare, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días”. Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra. Era una lápida, sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar… Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado, también tenía una inscripción, se acercó a leerla  decía “Llamar  Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas”. El buscador se sintió terrible mente conmocionado.  Este hermoso lugar, era un cementerio y cada piedra una lápida. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto, pero lo que lo contactó con el espanto, fue comprobar que, el que más tiempo había vivido, apenas sobrepasaba 11 años. Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar. El cuidador del cementerio pasaba por ahí y se acercó, lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.

– No ningún familiar – dijo el buscador – ¿Qué  pasa con este pueblo?, ¿Qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que lo  ha obligado a construir un cementerio de chicos?.

El anciano sonrió y dijo: -Puede usted serenarse, no hay tal maldición, lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré: cuando un joven cumple 15 años, sus padres le regalan una libreta, como esta que tengo aquí, colgando del cuello, y es tradición entre nosotros que, a partir de allí, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella: a la izquierda que fu lo disfrutado…, a la derecha, cuanto tiempo duró ese gozo. ¿ Conoció a su novia y se enamoró de ella? ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla?…¿Una semana?, dos?, ¿tres semanas  y media?… Y después… la emoción del primer beso, ¿cuánto duró?, ¿El minuto y medio del beso?, ¿Dos días?, ¿Una semana? … ¿y el embarazo o el nacimiento del primer hijo? …, ¿y el casamiento de los amigos…?, ¿y el viaje más deseado…?, ¿y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano…?¿Cuánto duró el disfrutar de estas situaciones?… ¿horas?, ¿días?… Así vamos anotando en la libreta cada momento, cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado, para escribirlo sobre su tumba. Porque ese es, para nosotros, el único y verdadero tiempo vivido. Jorge Bucay

BUSCA LA FELICIDAD EN CADA MOMENTO DE TU VIDA


Palabras de un periodista… para reflexionar.

mayo 5, 2007

Vivimos muy ajetreados buscando ciertos éxitos y a veces los verdaderos logros y éxitos están a nuestro lado. No hacemos caso de ellos. Cuando nos peleamos con un amigo, nos enfadamos y le damos más importancia de la que tiene.

Como es posible que haya gente que dicen que no hay nada por descubrir, que no existe el misterio, que todo tiene explicación y después cuando un ser querido se nos va no sabemos ni a donde lo hace….

Como que no hay misterio si somos un misterio….

La vida es una inmensa aventura que hay que vivirla profundamente sin arrepentirnos de las cosas y dando la mano hasta a nuestro enemigo. Dar amor, regalar amor…pues el amor es la búsqueda, es el cariño en una frase en una historia.

A veces estamos sumergidos en el consumismo, en tener un mejor coche, una mejor casa y estamos rodeados de personas maravillosas a los que nunca le hemos preguntado cosas de su vida ni dialogados profundamente con ellas. Encerrados a veces en pantallas de ordenador, en el trabajo, en nuestra avaricia y egoismo y dejando pasar algo impagable e irrecuperable….el enriquecimiento del espíritu.

 

Si hay oportunidad no perdáis la posibilidad de hacer algo bueno.